jueves, 14 de noviembre de 2013

Impresiones del reglamento (IV)


Con la publicación de la edición especial Carcassonne X Aniversario llegó una nueva versión del reglamento de juego. Las principales novedades se centraban en un nuevo formato así como en la incorporación de la relación de piezas de territorio.


Las anteriores versiones presentaban un tamaño cercano a una hoja DIN A-4 y al estar formado por tan solo cuatro hojas ni siquiera necesitaba grapas ni ningún tipo de encuadernación. Este reglamento está compuesto por 16 hojas y tiene un tamaño mucho menor, de 13 cm x 13 cm, lo que lo hace perfecto para mantenerlo en la mesa de juego durante las partidas y así poder consultarlo si es necesario.

La edad mínima para jugar al Carcassonne, que comenzó figurando en las cajas como 8 años mientras que en las instrucciones era de 10 años y que ya fue rectificada en la versión anterior sigue apareciendo correctamente en este reglamento.

La introducción mantiene una letra fácil de leer aunque parte del texto ha sido ligeramente modificado y la alineación de ambas columnas ha dejado de ser central.


Dentro de la sección Componentes apreciamos algunos cambios. El que más nos llama la atención es la enumeración siempre ordenada de construcciones/seguidores: camino/ladrón, ciudad/caballero, claustros/monjes y campos/granjeros. Este orden ha sufrido varias modificaciones en cada uno de los reglamentos anteriores y en ocasiones no se ha respetado dentro del mismo reglamento.

Como punto negativo nuestra ya insistente solicitud de traducir Kloster por monasterio y no por claustro. Por otro lado en este reglamento quizás se abuse de las cifras para indicar situaciones como "coger 1 pieza de territorio" en lugar de "coger una pieza de territorio".


La antigua sección Resumen del juego se ha sustituido por Objetivo del juego. El texto es sensiblemente mejor e incluye una puntualización muy importante propia de los juegos modernos: "...el ganador del juego sólo se conocerá después de haber calculado la puntuación final."

La sección Preparativos tiene el título algo desplazado pero lo realmente destacable en este apartado es el nuevo texto. Se ha redactado de una forma mucho más clara. Por fin se deja atrás la expresión farragosa "coloca una ficha como contador de puntuación en el espacio grande que hay en la esquina inferior derecha del marcador" y en su lugar figura "coloca uno de ellos como ficha de puntuación en la casilla 0 (cero) del marcador". El término provisión (para referirse a los seguidores de cada jugador) deja paso al término reserva.


La sección más extensa del reglamento siempre es el Desarrollo del juego. También el texto resulta más sencillo y lógico aunque nosotros preferiríamos que figurase "...se deben puntuar al final del turno" en lugar del tradicional "...se deben puntuar inmediatamente".

Gracias al nuevo formato se ha conseguido encajar en las páginas 4 y 5 los comienzos de dos de las tres fases del turno de cada jugador.

Por primera vez aparece la frase que permite la persuasión dentro del Carcassonne: "la enseña a todos los jugadores (para que le puedan aconsejar bien dónde colocarla)". La mejora continua en la redacción de todo el texto también se nota en la explicación de qué hacer si una pieza de territorio no se puede colocar.

Como aspecto negativo solo podríamos señalar que los textos pie de dibujos han vuelto a estar alineados a la izquierda perdiéndose así la mejora que se había obtenido en el reglamento de 2008.

La segunda fase del turno consiste en desplegar meeples. El nuevo título, Colocar un seguidor, es mucho más acertado que el anterior, Desplegar a los seguidores, ya que resalta automáticamente el hecho de que solo se puede desplegar a un seguidor.


Los diferentes papeles del seguidor ahora destacan mejor al estar escritos en mayúsculas y se añade textualmente que los granjeros deben colocarse tumbados, aspecto que antes solo aparecía gráficamente. El texto zigzageante cuya lectura presenta ya de por sí todo un reto contiene una errata a la hora de indicar dónde se debe colocar un granjero.


El quinto punto de cómo desplegar un seguidor siempre queda algo descolgado ya que figura después de los dibujos de ladrón, caballero,... En este caso además el texto no es todo lo claro que debería ser y posiblemente sea uno de los pocos aspectos que han empeorado en este reglamento con respecto a los anteriores.

El primer ejemplo que muestra las posibles colocaciones del seguidor ha empeorado sensiblemente ya que las dos flechas tienen una parte cercana y la X que tacha una de las dos opciones podría malinterpretarse.


El segundo ejemplo ha sufrido un deterioro mucho mayor. El inicio de las flechas es un auténtico lío y las puntas de las mismas siguen retorciéndose como en la versión anterior.


Los jugadores más experimentados sin duda mostraran una sonrisa al leer la frase "no hay de qué preocuparse: los seguidores se acaban recuperando". En más de una partida hemos visto como nuestros seguidores han quedado bloqueados y nos toca jugar el resto de la partida sin otra opción que robar y colocar piezas de territorio.

Quizás hubiese sido acertado separar el punto 3, puntuación, del texto previo.


Por primera vez figura explícitamente el hecho de que un camino cerrado sobre sí mismo también se considera un camino completado. El texto se ha mejorado sustituyendo "un jugador que tiene un ladrón..." por "el jugador que tenga un ladrón" pero se sigue manteniendo un extraño y quizás innecesario rodeo para indicar que el parámetro importante es el número de piezas de territorio que forman el camino.


Otra de las novedades de este reglamento es que incorpora qué hacer cuando una ficha de puntuación completa el recorrido del marcador. Quizás el texto se podría mejorar ya que la ficha de puntuación se coloca tumbada cuando se superan los 49 puntos y no cuando se sobrepasa la casilla 0 (se superan los 50 puntos).


A la hora de explicar la puntuación de una ciudad completada la frase sigue sin dejar claro si es la ciudad o la muralla la que no puede tener huecos abiertos. En esta sección del reglamento se ha colado otra errata ya que figura Cabalero en lugar de Caballero.



La confusión sobre piezas vs segmentos se mantiene ya que en el texto principal se sigue hablando de segmentos. Quizás sería más acertada la frase "recibe 2 puntos por cada pieza de territorio que forme la ciuadad" en lugar de "recibe 2 puntos por cada segmento que tenga la ciudad".

Esta incertidumbre se soluciona con el ejemplo en el que curiosamente se ha cambiado el sentido y color de las flechas con respecto al reglamento anterior. Entre las dos frases que explican el ejemplo parece que falta un espacio en blanco.


Siguen insistiendo sobre el valor de los escudos de las ciudades pequeñas y nosotros seguimos buscando losetas que permitan formar ciudades completas de solo dos segmentos y que incluyan escudos.

En la explicación sobre cómo es posible que haya varios seguidores en la misma ciudad se ha cambiado la política sobre la coloración de los jugadores. En el anterior reglamento se coloreaba solo el nombre del color de cada jugador (el jugador azul) mientras que en esta versión se colorea todo: el jugador azul. En el reglamento original (alemán) cada jugador se indica simplemente por su color y de esta forma se condensa "el jugador azul" simplemente en "azul". Ésta sea quizás la razón de tanto cambio a la hora de determinar qué palabras colorear en el reglamento en español.

En el recuadro en el que se explica cómo se puede colocar, completar, puntuar y recuperar seguidor en el mismo turno también se ha mejorado el texto ya que se incluye la posibilidad del claustro/monje a diferencia de las versiones anteriores del reglamento.


A la hora de abordar el tema de las granjas se indica que "los segmentos de campo no se puntúan, sólo sirven acoger granjeros". Dudamos de la corrección de esta frase. Sin embargo agradecemos que se haya mejorado la redacción sobre los límites de las granjas. La frase desafortunada "las granjas están rodeadas por... ...y por los extremos del área donde se juegan las piezas de territorio" deja paso a "las granjas quedan separadas de otras granjas por... ...y por lo propios lados de las piezas de territorio colocadas".

En este reglamento se ha sustituido Recuento final por Puntuación final. Nosotros preferimos separar el recuento final, como puntuación de construcciones no completadas y granjas, de la clasificación final de la partida que corresponde a la suma de puntos obtenidos por cada jugador durante la partida y en el recuento final. Otra de las mejoras que presenta este reglamento es la separación de esta fase en dos etapas mediante títulos bien destacados.


La frase "una vez puntuadas las construcciones, se retiran los seguidores correspondientes  nosotros la sustituiríamos por "a medida que se va puntuando cada una de las construcciones no completadas se retiran los seguidores correspondientes."

Lamentamos que aquí tampoco se haga alusión al número de piezas de territorio como factor fundamental a la hora de puntuar y que se insista en el número de segmentos. El ejemplo no incluye ningún caso en el que se pueda poner de manifiesto esta situación.


En el ejemplo encontramos un nuevo cambio. El texto ha pasado de nuevo a letra normal y se menciona, por fin, al jugador negro. Dado que cada jugador es resaltado en negrita con el color correspondiente es lógico que el texto haya dejado de aparecer en negrita.

El tema de las granjas se explica mucho mejor que en cualquier otro reglamento anterior. Se especifica que primero es importante determinar el dueño de cada granja y también se señala que las granjas adyacentes o situadas dentro de la propia granja son abastecidas por dicha granja.

En cuanto a las flechas de los ejemplos no sabemos si deberían ir desde el granjero o desde la granja hasta cada una de las ciudades. Se emplean diferentes criterios. Por otro lado la flecha del granjero rojo quizás podría aparecer en ese mismo color.


Este reglamento incluye, además de las normas de la miniexpansión La Fiesta, unas pocas páginas adicionales.

La página 13 contiene un resumen de puntuación muy interesante. En ella sí se especifica el criterio adecuado: número de piezas de territorio que componen cada construcción.


Con objeto de dejar totalmente clara la reglamentación sobre granjas en la página 14 se incluye un extensísimo ejemplo que incluye todos los casos posibles: ciudades adyacentes, ciudades en el interior de una granja, ciudades incompletas, granjas con solo un granjero, granjas con mayoría de granjeros de un jugador, granjas con empate de granjeros,... Sin duda es un ejemplo muy completo y perfecto para solucionar cualquier duda.


En la página 15 encontramos la explicación de cómo puede haber varios seguidores en una misma granja y en la contraportada se muestran todas las piezas de territorio así como el número que hay de cada una de ellas.


En la próxima entrega analizaremos el reglamento incluido en el Carcassonne Plus.

Carcassonne, Pieza de Inicio


No hay comentarios:

Publicar un comentario