sábado, 9 de noviembre de 2013

Impresiones del reglamento (III)


La gran revolución llegó con la publicación del reglamento en su versión de 2008 bajo la dirección editorial de Xavier Garriga y Kim Dorca y con la traducción de Chema Pamundi y adaptación gráfica de Antonio Catalán.


Se trata de una versión fácilmente reconocible por su encabezamiento novedoso. El título Carcassonne se muestra con un contorno azulado y a lo largo de todo el reglamento aparecen una serie de franjas verdes que destacan cada una de las secciones principales.


Este reglamento supone una enorme mejora con respecto a los dos anteriores. Además de la corrección de casi todas las erratas existe una increíble mejora en cuanto a aspectos estéticos y explicativos: los dibujos son más realistas, los textos que acompañan a cada imagen están mejor alineados y las losetas ya no son cuadrados planos sino que se representan auténticas piezas de territorio con esquinas redondeadas e incluso con una sombra que aporta mucho realismo.

La introducción resulta mucho más atractiva, con un texto más fácil de leer, en azul y a dos columnas. La edad mínima se ha rebajado a 8 años con lo que ya coincide con la inscripción de la caja del juego.


Desgraciadamente en esta nueva versión del reglamento se sigue hablando de claustros aunque la traducción correcta de Kloster sea monasterio. Este error está presente desde las primeras traducciones del juego y se ha consolidado tanto que ahora resulta casi imposible rectificarlo.

Los meeple (seguidores) tienen una forma mucho más real y se muestran en perspectiva, aparece por primera vez el reverso de la Pieza de Inicio, lo que a nosotros lógicamente nos hace mucha ilusión y dentro de la descripción de los dibujos que muestran las piezas de territorio se han añadido algunas anotaciones y las flechas rectas han sido sustituidas por flechas curvas más agradables. La ilustración del marcador corresponde al que realmente se incluye en la caja, de casillas de arena y no de piedra.


La sección de Desarrollo del juego ha experimentado grandes mejoras. Cada una de las fases del turno del jugador están numeradas y perfectamente resaltadas.


En la fase de Colocar las piezas de territorio todavía no aparece el texto “la muestra a los demás jugadores para que le puedan aconsejar bien donde colocarla”. Habrá que esperar todavía mucho para que se añada esta característica de persuasión tan propia de los juegos modernos de mesa.

Dentro de la fase del turno referente a la puntuación aparece la indicación "si al colocar una pieza de territorio se completan... ...se suman de inmediato sus puntos". En nuestra opinión hubiese sido mejor indicar que "si al colocar una pieza de territorio se completan... ...se puntuará al final del turno".

Como herencia negativa de las versiones anteriores del reglamento todavía figura la frase sobre los monasterios (claustros) que ha llevado a mucha gente a interpretar de forma incorrecta las normas de colocación y que nosotros hemos bautizado como el Carcassonne Portugués*.

* En el reglamento publicado para Portugal los dibujos reforzaban esta idea por lo que nosotros acabamos bautizando a este tipo de error como Carcassonne Portugués. Puedes ver más sobre esto en nuestro artículo Carcassonne Portugués. En el reglamento en español los dibujos son correctos.

A la hora de explicar dónde se puede desplegar un seguidor se ha cambiado el orden poniendo al ladrón por delante del caballero y al granjero por detrás del monje. Este nuevo orden corresponde con el que se empleaba desde las primeras versiones para indicar las diferentes construcciones (camino, ciudad, monasterio y granja).

Por primera vez los granjeros se colocan tumbados aunque no se incluye ningún texto que indique esta circunstancia.


Se muestran los dos mismos ejemplos de dónde se podría desplegar un meeple. Se ha cambiado el color de los seguidores de un ejemplo con respecto a las versiones anteriores aunque la gran mejora la encotramos en unos meeple transparentes que señalan las posibles posiciones del seguidor. Además de que las flechas ya no son rectas se ha mejorado el problema de la flecha roja del reglamento anterior aunque tres de las flechas del segundo ejemplo presentan una punta doblada.


Dentro de la sección Camino completado sigue sin aparecer la opción de que el camino esté cerrado sobre sí mismo. Tan sólo puede tener comienzo/final en un cruce, una ciudad o un monasterio. Se trata de una omisión que podría haber generado en una interpretación interesante: solo los caminos con utilidad, los que van de un sitio a otro, otorgan puntuación al jugador.**

** Puedes analizar mejor esta opción en nuestro artículo El valor de un camino: una idea de utilidad.

En la página 3 aparece la explicación sobre puntuación de Ciudad completada. En el texto principal se sigue empleando el concepto segmento en lugar de número de piezas de territorio aunque en la explicación del ejemplo sí se ha añadido una puntualización sobre la forma correcta de puntuar.

A la hora de explicar el caso concreto de las ciudades de solo dos segmentos se sigue especificando que los escudos aportan solo un punto. Todavía no hemos encontrado losetas que puedan generar ciudades completadas de dos segmentos con algún escudo. Quizás sea una forma de incluir de antemano futuras posibilidades aunque nosotros veríamos más adecuado reducir el reglamento básico dentro de lo posible y añadir esta circunstancia en el reglamento de aquella expansión que incluyese alguna loseta de este tipo.


En esta sección encontramos una de las pocas erratas de este reglamento: "Tanto el jugador rojo rojo como el azul suman 10 puntos..."

En esta misma página se explica como se puede, en el mismo turno, colocar pieza, desplegar seguidor, puntuar y recuperar seguidor. Aunque el texto comienza haciendo alusión a las tres opciones (camino, ciudad o claustro) enseguida el monje desaparece y no solo no se muestra en los ejemplos sino que desaparece del texto.


La explicación de las granjas siempre es una tarea complicada y aunque en esta edición las granjas del ejemplo se han coloreado para mejorar la comprensión, la indicación de que las granjas tienen como extremos, entre otros, "el área donde se juegan las piezas de territorio" sigue dificultando la asimilación de este concepto. Al menos se han corregido todas las erratas que este párrafo presentaba en las ediciones anteriores del reglamento.


En la página 4 aparece la puntuación de las construcciones incompletas en el recuento final. En el texto el monje/monasterio sigue apareciendo y desapareciendo aunque por fin se hace alusión a la ciudad incompleta en la que el jugador verde tiene dos seguidores por solo uno del jugador negro.


Desgraciadamente el texto explicativo del monasterio incompleto ha empeorado. En el reglamento de 2005 encontramos "...1 por el claustro y 4 por las piezas de territorio que lo rodean..." y ahora leemos "...1 por el claustro y 4 por los territorios que lo rodean...".

El reglamento acaba con la puntuación de las granjas. El reglamento se ha actualizado respecto a versiones anteriores e incluye la tercera versión de las reglas sobre las granjas.

La explicación de las granjas es siempre complicada. Nos recuerda mucho al fuera de juego en fútbol: fácil para quien lo entiende; complejo para quien no lo comprende.

Quizás sería mejor comenzar por determinar qué jugador es el dueño de cada granja. Por otro lado, el hecho de que la granja deba bordear las ciudades para poder puntuar no es del todo correcto. Basta con que al menos una parte de la muralla esté en contacto con la granja y aunque la ciudad pueda estar totalmente rodeada por la granja esta circunstancia no es obligatoria.

La frase final "cuando todas las ciudades hayan sido puntuadas" parece una herencia del anterior criterio. En la versión actual lo importante es ir puntuando granja a granja y no ciudad a ciudad por lo que sería más lógico indicar "cuando todas las granjas hayan sido puntuadas".

Se han añadido unos ejemplos sencillos que facilitan todavía más la comprensión de esta norma aunque parece que una flecha azul se ha desplazado (ejemplo inferior) y quizás hubiese quedado mejor una flecha roja para el granjero rojo (ejemplo superior).


En este reglamento todavía no se indica qué se debe hacer en el caso de que superemos los 49 puntos. Esta circunstancia es más importante de lo que parece ya que muchos jugadores noveles piensan que cuando uno completa todo el recorrido ya ha ganado.


Este reglamento muestra una mejora general muy significativa respecto a los anteriores. Casi todas las erratas se han corregido, los gráficos de losetas y seguidores hacen que el reglamento resulte mucho más atractivo y se ha actualizado el criterio de granjas.

Sigue siendo un reglamento de volumen reducido, con solo cuatro páginas, por lo que resulta una herramienta perfecta para iniciarse en este juego. No obstante siguen existiendo algunos fragmentos del texto que podrían mejorarse.

En nuestro próximo bloque analizaremos el reglamento del Carcassonne Edición X Aniversario y seguiremos analizando los cambios producidos respecto a versiones anteriores.


Carcassonne, Pieza de Inicio



2 comentarios:

  1. Perdona, ¿donde puedo descargar estas reglas?. Tengo un Carcassonne con copyright de 2008 Pero con las reglas de 2005. Me hago un lío terrible con las granjas y co n la explicación en la 2 pagina de desplegar seguidores en segmentos dd haya otro seguidor a pesar de la distancia

    ResponderEliminar
  2. Nos ha llegado un comentario preguntando dónde se pueden descargar estas instrucciones. Fieles a nuestra política de respeto por derechos de autor no distribuimos material que no esté previamente publicado por sus propietarios legales.

    Pero te recomendamos el siguiente enlace de DEVIR donde podrás encontrar las reglas de la edición X aniversario. Están incluso más desarrolladas que estas del 2008.

    http://www.devir.es/sites/default/files/Carcassonne10Aniversario-Reglas.pdf

    ResponderEliminar