miércoles, 16 de octubre de 2013

Carcassonne Südsee (Carcassonne Mares del Sur)



La nueva creación de Klaus-Jürgen Wrede se llama Carcassonne Südsee. No se trata de una expansión ni de una nueva ambientación del Carcassonne básico; es nuevo y se juega de forma independiente. En España la distribución correrá a cargo de DEVIR y es muy posible que reciba el nombre de Carcassonne Mares del Sur.

Moritz Brunnhofer (Hans Im Glück) nos trae un gran juego

Carcassonne Südsee es el primero de los juegos Carcassonne que forman la línea Carcassonne Around the World. Al parecer cada año la firma Hans im Glück va a lanzar un Carcassonne con nuevas dinámicas de juego y ambientado en diferentes lugares del mundo. ¡Quién sabe por dónde continuará el viaje!

Logo Around The World

Carcassonne Südsee mantiene el mismo principio de Carcassonne: los jugadores van colocando piezas de territorio y despliegan sus seguidores. A medida que avanza la partida se va generando un archipiélago con innumerables islas. Los jugadores van construyendo pasarelas sobre el agua e incluso aparecen unas pequeñas islas donde se sitúan los mercados.

Las losetas van generando el paisaje del archipiélago

Sin embargo Carcassonne Südsee introduce una serie de cambios respecto al Carcassonne básico. ¡Y son muchas las diferencias!

En Carcassonne Südsee los jugadores son nativos de las islas del Mar del Sur. Su objetivo es dominar el territorio para hacerse con una serie de productos y después conseguir vendérselos a los comerciantes que llegan con sus barcos para abastecerse. Algunos barcos tienen una puntuación elevada y los jugadores deben estar atentos para ser los primeros en llenar sus bodegas cuando lleguen a puerto. Los barcos muestran en sus velas la combinación de productos necesaria así como la puntuación que otorgan.

Fichas de barcos de comercio

A diferencia del Carcassonne original en esta versión no se acumulan puntos cuando se completan las construcciones. En su lugar los jugadores reciben una serie de productos indicados en las piezas de territorio. Esto hace que Carcassonne Südsee resulta más fácil de comprender y que se vuelva un juego mucho más dinámico.

Cuando se completa una isla el jugador consigue plátanos, cuando se cierra una pasarela el jugador obtiene conchas mientras que cuando se cierra una región de mar el premio son peces. Las islas presentan cierta equivalencia con las ciudades, las pasarelas con los caminos y las regiones de mar con las granjas aunque estas no funcionan exactamente igual ya que las regiones de mar se puntúan en cuanto se cierran y los seguidores se recuperan mientras que las granjas, aunque se cierren durante la partida, se puntúan siempre al final del juego.

En las losetas aparecen indicadas los productos

El papel de los monasterios en Carcassonne Südsee lo desempeñan los mercados aunque con diferencias significativas. Cuando se rodea un mercado el jugador puede escoger uno de los barcos que se encuentran destapados en ese momento. De esta forma recibe los puntos de dicho barco sin tener que llenar sus bodegas.

Los mercados permiten conseguir los puntos de un barco
sin tener que llenar sus bodegas

Al no existir un continuo conteo de puntos Carcassonne Südsee no incorpora ningún marcador de puntos aunque al final de la partida cada jugador suma los puntos que haya conseguido por las dos vías posibles (productos que todavía tenga y barcos que haya abastecido).

De vez en cuando la dinámica tradicional se rompe y los pescadores consiguen pescar aunque la región de mar todavía no se haya completado. Esto ocurre cuando se coloca una pieza con el dibujo de una barca de pescador. El jugador que domine esa región de mar es el que se hará con todos los peces. Este proceso sería equivalente a poder puntuar por una granja durante el transcurso de una partida que ni siquiera esté cerrada.

El dibujo de la barca permite al jugador pescar
sin que se haya completado la región de mar

Para evitar que una región de mar pueda otorgar continuamente puntos a los jugadores después de haberse realizado "la pesca" se debe tapar un icono de peces. Para ello existen unas pequeñas piezas. Si es posible se debe tapar un icono doble; en caso contrario un icono sencillo, de un solo pez. Si esa región de mar volviese a puntuar los peces ocultos no puntuarían.

Fichas para ocultar parte de los peces ya puntuados

Sin embargo el momento más esperado es la llegada de los barcos de comercio que vienen a comprar los productos recogidos por los seguidores. Al principio de la partida se colocan cuatro barcos boca arriba. Al final de cada turno el jugador activo puede decidir llenar las bodegas de cualquiera de los barcos que están destapados esperando a llenar sus bodegas. Cuando el jugador activo llena los bodegas de un barco o cuando se completan uno o más monasterios el número de barcos destapados se reduce. En ese momento se destapan piezas de barcos de las que estaban boca abajo para que vuelva a haber cuatro boca arriba. De esta forma se simboliza la llegada al archipiélago de un nuevo barco de comerciantes.

Cada jugador cuenta solo con cuatro meeples por lo que sus decisiones de cuándo colocar un seguidor deben ser cuidadosas. No obstante, y para facilitar un juego más fluido y dinámico, cada jugador tiene la posibilidad, en su turno, de recuperar un seguidor desplegado. Esta opción es equivalente a la expansión de La Fiesta incluida en la edición Carcassonne X Aniversario.

Los meeples muestran una simpática indumentaria

Los jugadores no solo deben completar las construcciones para obtener productos. Además deben conseguir determinadas combinaciones para rellenar la bodega de los barcos y así recibir puntos por ellos. Si un jugador quiere ganar la partida y convertirse en Rey de los Mares del Sur tendrá que demostrar su habilidad para dominar las diferentes construcciones y conseguir además las adecuadas combinaciones de productos. Y todo ello hace falta conseguirlo antes que otro jugador porque de lo contrario algún rival podrá hacerse con alguno de los barcos de mayor puntuación. ¡Pero no es nada sencillo ya que nadie sabe cuándo van a llegar los barcos más importantes!

Otra novedad de Carcassonne Südsee es que existen dos posibles finales. La partida puede acabar cuando finaliza el último turno, es decir, cuando se coloca la última pieza de territorio y se completa dicho turno o bien en el momento en el que el último barco comience a navegar con los respectivos productos a bordo.

Presentación de Carcassonne Südsee en Leipzig

Uno de los aspectos más interesantes desde el punto de vista de la estructura de la partida y del reparto de los turnos es el número de losetas: ¡hay 73! En el juego básico existen 72 losetas por lo que no existe un reparto regular de turnos. La pieza adicional de Carcassonne Mares del Sur permite que todos los jugadores tengan el mismo número de turnos salvo para en el caso de partidas de cinco jugadores. No deberíais dejar de leer nuestra entrada Sheldon prefiere 73 y su relación con el Carcassonne.

Desde el punto estético Carcassonne Südsee es increíblemente bonito por los tonos azules y verdes de las losetas. Para aquellos que prefieran los dibujos del Carcassonne original frente a los tonos predominantemente blancos de Carcassonne Ed. Invierno aquí tienen un nuevo Carcassonne que les va a encantar. ¡Incluso los reversos de las piezas de territorio están llenos de color!

Los seguidores de Carcassonne van a amar este juego

Carcassonne, Pieza de Inicio


Carcassonne Südsee de diferentes editoriales (en proceso de diseño)


Ficha técnica
Edad: desde 7 años
Número de jugadores: de 2 a 5
Duración: 35 min (aprox.)
Autor: Klaus-Jürgen Wrede
Ilustraciones: Harald Lieske
Portada: Dennis Lohausen

Más información
Carcassonne on Tour
Hans Im Glück web
Hans Im Glück facebook










No hay comentarios:

Publicar un comentario