sábado, 26 de octubre de 2013

Carcassonne: Marcador de puntos (I)

El nuevo juego de Klaus-Jürgen Wrede, Carcassonne Südsee, no incluye un marcador de puntuación. El hecho de que la dinámica del juego no consista en obtener puntos sino en obtener productos hace posible prescindir de él. No obstante, al finalizar la partida hace falta contar los puntos de cada jugador (por barcos y mercancías) por lo que algunos defienden la utilidad de un marcador.

Pero precisamente la no existencia de marcador otorga al Carcassonne Südsee una diferencia adicional con respecto a la versión original y es que los jugadores no conocen la situación provisional de la partida ya que los barcos conseguidos por cada uno de ellos se deben colocar boca abajo. La incertidumbre que se genera resulta interesante con respecto al Carcassonne básico.

Hemos tomado la eliminación del marcador de puntuación en el Carcassonne Südsee como una excusa para analizarlo con detenimiento.

El marcador representa un camino entre las murallas de Carcassonne que los meeples deben recorrer. En esta carrera por la palestra (zona entre la muralla interior y exterior) los meeples más avanzados corresponden a puntuaciones mayores. Resulta muy sencillo observar el orden y las diferencias entre los jugadores ya que todo queda representado por la posición de los meeples.

Sin embargo nos ha llamado la atención la gran diferencia que existe entre las distancias entre algunas casillas lo que nos ha llevado al estudio que os mostramos a continuación.

Hemos analizado el marcador representando cada casilla por su punto central. La idea queda perfectamente aclarada en la siguiente imagen.


A continuación hemos medido las distancias que existen entre casillas contiguas. Ya a simple vista se observa como la distancia entre las primeras casillas es mucho mayor que la existente entre las casillas centrales.

El resultado de estas medidas se muestra en la siguiente gráfica en la que se observa como la separación va disminuyendo. Al principio presenta valores entorno a 4 cm mientras que después se va estabilizando en 2,5 cm aproximadamente.


Estas diferentes separaciones afectan a la percepción visual de cómo va la partida.

Supongamos que la diferencia de puntuación entre dos jugadores es de 5 puntos. La distancia que separa sus meeples no será siempre igual ya que dependerá de la puntuación existente. Si los jugadores tuviesen 0 y 5 puntos la separación de los meeples sería de 19,7 cm mientras que si las puntuaciones fuesen de 33 y 38 puntos la distancia física sería solo de 12,6 cm.

En la siguiente gráfica se muestra como va modificándose la distancia entre dos meeples cuya separación es de 5 puntos.


Este estudio matemático puede explicar por qué los jugadores se ponen nerviosos cuando sus adversarios comienzan a puntuar y ellos siguen en la casilla 0. Al principio una diferencia de pocos puntos se traduce en una separación física muy grande.

Para concluir esta parte del análisis del marcador de puntos os mostramos unas imágenes para ilustrar todo lo comentado anteriormente. En esta primera imagen cada uno de los meeples está a 10 puntos del anterior y del siguiente. Sin embargo la distancia física entre el negro y el amarillo es mucho mayor que la existente entre el verde y el rojo. El jugador negro podría pensar que el amarillo se ha escapado y será difícil darle alcance mientras que el verde podría tener la sensación de estar muy cerca del rojo. En ambos casos la separación es de 10 puntos.


En este segunda imagen se muestran tres meeples. La diferencia de puntos entre el verde y el azul es de 5 puntos, al igual que la diferencia entre el azul y el rojo. Sin embargo la distancia física es diferente y podría pensarse que el azul está más cerca del verde que del rojo.



Carcassonne, Pieza de Inicio


No hay comentarios:

Publicar un comentario