miércoles, 28 de agosto de 2013

I still have a dream

Hoy, hace 50 años, Martin Luther King pronunciaba su fantástico discurso lleno de creatividad y emoción. Tenía 34 años.

A miles de kilómetros, un recién nacido con apenas una semana de vida, no era consciente de lo que acontecía en el mundo pero a sus 37 años publicaría su enorme éxito: Carcassonne.

Para algunos queda mucho para que se cumpla el sueño de Martin Luther King. Parece que después de 50 años en muchas cosas es como si volviésemos a empezar, como si volviésemos a la casilla del principio. Ojalá cada paso que diésemos, cada nueva casilla, nos llevase a un mundo más justo y no volviésemos a tener que repetir los mismos errores.


Carcassonne, Pieza de Inicio

No hay comentarios:

Publicar un comentario