jueves, 1 de agosto de 2013

Brindando por una generación

En algún momento deberíamos reflexionar sobre el rumbo que ha adquirido nuestro mundo. Cada vez nos alejamos más de lo bonito que tiene vivir en sociedad dejando que el economista avaricioso y frío que vive dentro de nosotros determine nuestro camino.


Algún día deberíamos analizar qué es mejor. ¿Comprar en nuestra tienda preferida o tirar de .com? ¿Solo es importante el precio? ¿Una diferencia de un euro o el ahorro que supone recibir la compra en casa en lugar de tener que desplazarse hasta una tienda puede ser determinante?

Antes, cuando veía como una máquina hacía el trabajo de una persona pensaba que se había perdido un puesto de trabajo. Ahora, además, me doy cuenta con tristeza de que es una oportunidad perdida; una charla, unas risas,...  ...algo perdido.

Y por eso ahí va nuestro reconocimiento a Generación X, para poder brindar por tantas cosas. Una botella de cerveza de Monasterio alemana nos ha dado la idea para diseñar unas nuevas etiquetas. Solo es una forma de reconocer la ilusión con la que todo el equipo de Generación X realiza su labor.


Carcassonne, Pieza de Inicio

Bebe con moderación. Es tu responsabilidad.





Bebe con moderación. Es tu responsabilidad.





Bebe con moderación. Es tu responsabilidad.

1 comentario:

  1. tío, qué quieres que te diga... te lo curras mucho, jajajajaja

    abrazo!

    ResponderEliminar