viernes, 31 de octubre de 2014

Cómo destroquelar correctamente


El momento en el que abrimos un juego nuevo es realmente emocionante. Aunque hayamos visto varias reseñas e incluso algún unboxing nada es comparable con la primera vez que tienes ante ti los componentes de un juego; ¡de tu juego!

El proceso de destroquelado es muy importante porque puede ser acabemos estropeando nuestro juego antes de estrenarlo y si bien los jugadores más experimentados ya saben cómo hacerlo, este momento puede ser incluso educativo para los niños pequeños. Frente al ansia de jugar rápidamente y al nerviosismo propio de estrenarlo es bueno insistir en la forma correcta de separar tanto piezas de territorio como otras fichas similares.

La forma correcta consiste en presionar sobre el anverso de las piezas; hacerlo sobre el reverso puede tener consecuencias nefastas.



En ocasiones el troquelado es tan profundo que las piezas se caen solas. Sin embargo, en ocasiones las planchas no presentan un troquelado suficientemente marcado. Este hecho suele traducirse en un corte parcial en el reverso y con frecuencia esta cara no se encuentra totalmente separado del resto de la plancha.

Todo esto hace que al destroquelar, parte del reverso de la plancha pueda quedar unido a la pieza de territorio o bien que parte del reverso de la pieza quede unido a la plancha.


La primera de estas opciones puede ocurrir si destroquelamos de forma correcta y no supone ningún problema. Basta con eliminar el trozo de reverso extra.

La segunda de estas opciones puede llegar a ocurrir cuando destroquelamos de forma incorrecta y tiene consecuencias fatales ya que la pieza de territorio pierde parte del reverso y al quedar marcada, durante la partida los jugadores pueden llegar a saber de qué pieza se trata y decidir robarla o escoger otra en función de sus intereses.

Carcassonne, Pieza de Inicio


1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar