domingo, 5 de mayo de 2013

Clasificatorio PADIS

El pasado 27 de abril se celebró en PADIS el Torneo de Carcassonne clasificatorio para el Campeonato Nacional. Carcassonne, Pieza de Inicio tuvo el honor de acometer gran parte de la organización y del desarrollo de dicho torneo.


Después de haber participado como jugadores en varios torneos clasificatorios este era el primer torneo en el que colaborábamos como organizadores y hemos acabado muy satisfechos.

Para el torneo se emplearon unos tableros especiales, con los colores más representativos del Carcassonne. La superficie de las mesas podía quedar un poco estrecha por lo que los tableros se diseñaron con una anchura de 80 cm. 


Para evitar disparidad de criterios se aplicó una regla de la casa denominada El Fin del Mundo. Dicha regla se puede resumir de la siguiente forma. La organización pega la pieza de inicio en el centro exacto del tablero con una orientación determinada. Durante la partida los jugadores irán colocando piezas de territorio pero éstas no se desplazarán aunque se alcancen los límites del tablero. No se podrá colocar ninguna pieza que quede fuera del tablero.

Cada una de las mesas de juego estaba perfectamente identificada.




Cada participante recibió una tarjeta de jugador al comienzo del torneo. Esta identificación facilitaría la gestión de mesas y partidas.


Los jugadores colocaron su tarjeta de forma visible facilitando a la organización la localización y la identificación de los jugadores en todo momento sin tener que interrumpir las partidas.


Tantos los tableros como el marcador así como los carteles identificativos de cada mesa se pegaron de forma provisional a la mesa para evitar que un movimiento involuntario pudiese perjudicar el desarrollo de las partidas.


Durante la fase previa los jugadores disputaron tres partidas siempre con contrincantes nuevos y casi todos se enfrentaron con el resto de adversarios al menos en una ocasión. Desde el principio los jugadores supieron compatibilizar un ambiente agradable con la concentración propia de un torneo.


Como siempre algo de fortuna suele faltar: "¡Otra vez un camino!" "¡Me toca un monasterio y ya no tengo seguidores!"


Algunos jugadores apostaron por los granjeros. Nunca se sabe; si los pones pronto puede que no sirvan para nada y si tratas de ponerlos al final quizás no encuentres cómo hacerlo.




Cada pieza fue muy meditada.










Hubo partidas muy igualadas. Hasta en la postura.


Para evitar problemas la opción de persuadir al jugador activo de dónde poner su pieza fue eliminada pero en el rostro de los jugadores se leían tantas ideas...




El tamaño de los tableros fue más que suficiente y casi nunca hubo problemas con los límites del mismo.
Situación final ronda 1 - Mesa A

Situación final ronda 1 - Mesa B
Durante la segunda ronda de la fase previa aquellos que habían obtenido una mala clasificación en la primera partida se vieron obligados a aumentar la concentración y a cruzar un poco los dedos. Un mal resultado les llevaría a disputar una semifinal difícil.


Una ciudad de más de 30 puntos puede determinar el resultado de una partida. Todo puede depender de que la ciudad se complete o no...


... la jugadora negra no consigue unir a sus dos caballeros...


... pero el jugador rojo completa la ciudad. Los jugadores negro y rojo suman 34 y recuperan dos seguidores. Mala suerte para el jugador azul que no suma nada por la ciudad. El jugador amarillo ni siquiera pudo meterse en la lucha...


...y lógicamente hay algunos que se alegran.


En la mesa B la cosa está muy igualada. Los jugadores piensan...


...y piensan...


...pero no se deciden.


Lo mejor es tomárselo con humor.


Mientras tanto en la mesa A están a punto de acabar...


...y a estas alturas cada pieza cuenta...


...y los nervios están a flor de piel.


Comienza el recuento final de la ronda 2.

Situación final ronda 2 - Mesa A

Situación final ronda 2 - Mesa B
Al participar solo ocho jugadores todos entran en semifinales pero quedar 8º en la fase previa te lleva a enfrentarte al mejor jugador de la fase previa. Demasiada presión para la tercera ronda.












Situación final ronda 3 - Mesa A

Situación final ronda 3 - Mesa B

Un poco de humor antes de comenzar con las semifinales: si ganas vas a la final; si pierdes te vas.


Las dos chicas participantes en el torneo se enfrentaron en la semifinal A.

Semifinal A
Hay que pensar dónde colocar cada pieza...



...hay que pensarlo mucho.

Con la nueva normativa las granjas tienen otra importancia. Tres granjas distintas del mismo jugador pueden abastecer a la misma ciudad.


Las buenas jugadas animan a algunos...


...pero a otros les dejan un poco tristes...


...muy pensativos.




En la semifinal B se enfrentaron dos jugadores muy competitivos. Todo aseguraba que iba a ser una partida muy reñida.

Semifinal B






La última pieza de una semifinal puede ser la clave. Dos grandes jugadores se enfrentaron en la semifinal B y todo podía depender de la última pieza.


La semifinal C se jugó en un tablero nuevo. Es algo más estrecho que los demás y la táctica es algo diferente. Además las partidas 1 vs 1 siempre tienen aspectos diferentes a las partidas de cuatro jugadores.
Semifinal C




En la mesa C la norma de El Fin del Mundo fue un añadido táctico a tener en cuenta.


Antes de la final se realizó el sorteo: imanes de nevera en forma de meeple de todos los colores (verde, negro, rojo, azul y amarillo), pendientes en forma de seguidores y un cubo Rubik 2x2x2 decorado con meeples de colores. En la foto aparecen todos los participantes a excepción de uno de ellos que tuvo que ausentarse.


La foto antes de la final. Todos contentos y alegres pero solo puede ganar uno (o una). Los meeples decoraban la tienda y aquello parecía un photocall.


Cuando los finalistas volvieron para hacer la última foto ya estaba todo decidido. El clasificatorio de PADIS ya tenía campeón: Manuel (meeple negro).


Y parecía que el resto de finalistas tenían un poco de envidia al ganador. Todos ellos se llevaron una simpática postal del Hombre de Vitruvio versión meeple cortesía de Hans im Glück. Cada postal contiene en el reverso un código con el que los jugadores pueden beneficiarse de descuentos de hasta 20 € al adquirir productos de Hans im Glück (Alemania).


Manuel se llevó, además de premios del sorteo, el Carcassonne Edición Invierno con su primera expansión, El Hombre de Jengibre. Y por supuesto plaza asegurada para poder jugar el Campeonato Nacional el próximo 16 de junio.

Si quieres ver la final aquí tienes una recreación. Los meeples verdes corresponden al vencedor. Cada jugador presenta dos marcadores: el superior (dígitos negros) corresponde a los puntos que reflejaba en cada momento el marcador de la mesa mientras que el inferior (dígitos grises) corresponde a los puntos que obtendría de acabar en ese momento la partida.

Fíjate como había un empate a 76 puntos en la primera posición antes de colocar la última pieza (4:07).


Puedes ver el video en Youtube.

Desde Carcassonne, Pieza de Inicio queremos agradecer la colaboración desarrollada por DEVIR, a la tienda PADIS por confiar en nosotros y permitirnos organizar y desarrollar el torneo y a la distribuidora Hans im Glück (Alemania) por cedernos varios regalos para el sorteo.

Y por supuesto, y de forma muy especial queremos dar las gracias a todos los jugadores por su deportividad mostrada durante todo el clasificatorio. Sin duda han sido la clave para que la competición se desarrollase con un ambiente tan agradable.

Por último os queremos animar a todos a seguir participando en cualquier torneo o actividad relacionada con el Carcassonne. Los que ya se han clasificado pueden seguir practicando y recopilando experiencia y los que no tengan plaza asegurada pueden seguir luchando por ella.

Y para aquellos que ni siquiera hayan pensado en ir al Nacional un consejo: participad en torneos para jugar, porque al final se trata de eso, de jugar.

Carcassonne, Pieza de Inicio


No hay comentarios:

Publicar un comentario